UB David + I'll B Jonathan, Inc.

bajo un acuerdo especial con


Esta lección está escrita por El Club del Buzón


presenta "Ver y Hacer"

 

UB David + I'll B Jonathan, Inc.

bajo un acuerdo especial con

El Club del Buzón

presenta

Ver y Hacer

Lección 6: El Regalo Maravilloso de Dios

El Regalo Maravilloso de Dios


Ana y Mamá

Ana Ana pateó el piso. "¿Porqué no puedo tener un vestido vestido nuevo para mi cumpleaños? Ya no me gusta  este viejo vestido vestido rosado".

Mamá Mamá respondió, "Tu dress rosado era nuevo el año pasado, y todavía te queda bien. Yo lo plancharé y le pondré botones nuevos. Entonces te gustará más".

Pero aun así, a Ana no le gustaba. Ella todavía quería un vestido nuevo, y estaba muy molesta.

se miró en el espejo y frunció el ceño

Ana continuaba molesta cuando llegó el día de su cumpleaños. Ella se puso el vestido rosado, se miró en el espejo y frunció el ceño.

"¿Por qué no estás feliz?" preguntó Mamá.

"Yo quiero tener algo nuevo en mi cumpleaños", dijo Ana.

Mamá abrazó a Ana y dijo, "Ana, este año tu cumpleaños llegó en Semana Santa. Debes pensar en algo mucho más importante que un vestido nuevo. La Semana Santa nos recuerda cuando el Señor Jesús Jesus murió por nuestros pecados y resucitó de entre los muertos".

Ana no respondió. Carlos había escuchado a Mamá y a Ana hablar. El pensó mucho y repentinamente dijo emocionado: "¡Oh, Ana , tú sí tienes algo nuevo!"

Ana no entendió y preguntó: "¿Qué tengo que es nuevo?"

Carlos respondió: "¡Tú tienes un maravilloso regalo nuevo que Dios te dio! Cuando tú invitaste a Jesus a venir a tu corazón, Dios limpió tus pecados y te dio un regalo maravilloso".

"¿Qué regalo?" preguntó Ana.

"Dios te dio una nueva clase de vida", dijo Carlos. "La Biblia Biblia la llama Vida Eterna, y nosotros la tenemos desde el momento que recibimos a Jesus como nuestro Salvador. La Biblia dice en Romanos 6:23: 'La paga del pecado es muerte, mas la dádiva (regalo) de Dios es vida eterna en Cristo Jesus Señor nuestro' ".

El fue sepultado, pero al tercer día El resucitó

"Sí", dijo Mamá. "La razón por la que Dios puede darnos vida eterna es porque Su Hijo, el Señor Jesus, murió por nuestros pecados. El fue sepultado, pero al tercer día El resucitó. ¡Esa fué la primera Semana Santa! Lo más importante de la Semana Santa no son las vacaciones, ni tu cumpleaños".

"¡Nosotros celebramos la Semana Santa porque Jesus se levantó de entre los muertos! El tiene vida eterna, y El nos da vida eterna cuando creemos en El".

"¿Pero cómo podemos estar seguros que tenemos vida eterna?" preguntó Ana.

"Nosotros podemos estar seguros porque Dios lo dice así en la Biblia," dijo Carlos. “Recuerda el versículo que aprendimos en la Escuela Dominical: 'El que cree en el Hijo tiene vida eterna.' Todo lo que Dios dice en la Biblia es verdad, El nunca nos dirá una mentira. Tú crees en el Señor Jesus, ¿verdad Ana?"

"Sí, yo creo", dijo Ana emocionada. "Yo recibí al Señor Jesus como mí Salvador el día que me caí en el arroyo, y me sentí triste por las cosas malas que había hecho.

“¿Pero qué significa que tenemos vida eterna? ¿Significa que nunca vamos a morir?”

"No, no significa eso", dijo Mamá. "Nuestro cuerpo es como una casa en la que vivimos. Cuando nosotros morimos, nuestro cuerpo va a la tumba, pero nuestra alma va al cielo a estar con el Señor Jesus. La Biblia nos dice que un día Dios resucitará nuestro cuerpo de entre los muertos, y nos dará un cuerpo nuevo, uno que nunca morirá.

"Dios tiene un libro maravilloso en el cielo. Se llama El Libro de la Vida del Cordero. Jesus es El Cordero de Dios, así que ese es Su Libro.

"Cuando tú recibes al Señor Jesus como tu Salvador, El escribe tu nombre en Su Libro.

El Libro de la Vida del Cordero

“Todas las personas que tienen sus nombres escritos en El Libro de la Vida del Cordero, vivirán con Dios en el Cielo por la eternidad. Ana, ¿no te sientes feliz, de que tú tienes vida eterna?"

Ana sonrió y dijo: “¡Oh, sí! Ese es el mejor de todos los regalos. ¡Ahora yo sé que tener la vida eterna es mejor que tener un dress nuevo en mi cumpleaños!"

Querido (a) niño (a):

Invita al Señor Jesús a venir a tu corazón para que sea tu Salvador

¿Sabes tú si tienes vida eterna? ¿Estás seguro que tu nombre está escrito en el “Libro de la Vida del Cordero”? Si no estás seguro, dile al Señor Jesús que tú lo amas, que te arrepientes de tus pecados (las cosas malas que has hecho) y que tu crees que El murió por tus pecados y resucitó para ser tu Salvador. Invita al Señor Jesús a venir a tu corazón para que sea tu Salvador.

Recuerda, ¡Jesús quiere ser tu Salvador! El te ama más de lo que te puedes imaginar. ¡El está esperando a que lo invites a venir a tu corazón!


Aprende este versículo para que lo puedas decir:

^arriba

Real Time Web Analytics