Lección 1

El Salvador Prometido


Querido Amigo(a):

un solo Dios, pero Él existe como Padre, Hijo y Espíritu Santo

Tal vez te sorprendería saber que Él que creó el universo una vez vivió en esta tierra como un hombre. Esta persona no es otra sino el Señor Jesucristo, el Hijo de Dios.

La Biblia nos enseña que hay un solo Dios, pero Él existe como Padre, Hijo y Espíritu Santo. El Señor Jesucristo, la segunda Persona de la Trinidad, es Quien creó este mundo y el universo.

Dios nos ha dado cuatro libros acerca de la vida de Su Hijo

Dios quiere que cada persona conozca acerca de Su Hijo—quién es Él y lo que hizo. Por esta razón Dios nos ha dado cuatro libros acerca de la vida de Su Hijo. Estos libros en la Biblia se llaman los Evangelios, y llevan los nombres de los cuatro hombres a quienes Dios escogió para escribirlos—Mateo, Marcos, Lucas y Juan.

Uno de los nombres del Señor Jesucristo que se usa en el libro de Juan es "el Verbo". El Señor Jesús es la Palabra viviente de Dios; la Biblia es la Palabra escrita de Dios. Él es el mensaje viviente de Dios para los hombres. En el Evangelio de San Juan leemos,

En el principio era el Verbo (el Señor Jesús), y el Verbo era con Dios, y el Verbo era Dios. Este era en el principio con Dios. Todas las cosas por él fueron hechas . . . (Juan 1:1-3).

Por estos versículos podemos ver que el Señor Jesús es Dios. Él no tuvo principio. Él nunca fue creado. Él es Dios, y todas las cosas fueron creadas por Él. Pero llegó el tiempo cuando "aquel VERBO fue hecho carne . . ." es decir, Dios se hizo hombre y vivió entre los hombres. La Biblia dice:

Y aquel Verbo fue hecho carne, y habitó entre nosotros (y vimos su gloria, gloria como del unigénito del Padre), lleno de gracia y de verdad (Juan 1:14).

LA PROFECÍA DE LA VENIDA DE CRISTO

Dios le dijo al profeta Isaías que un niño nacería milagrosamente un día

Cientos de años antes de que viniera el Señor Jesús al mundo, su nacimiento fue profetizado en la Biblia. "Profetizado" quiere decir que los siervos de Dios anunciaron que esto iba a acontecer mucho tiempo antes de que aconteciera. Dios le dijo al profeta Isaías que un niño nacería milagrosamente un día. En Isaías 7:14 leemos:

Por tanto, el Señor mismo 4 os dará señal: He aquí que la virgen concebirá, y dará a luz un hijo, y llamará su nombre Emanuel.

"Emanuel" quiere decir "Dios con nosotros". Este niño quien Dios prometió no sería un niño común y corriente sino sería Dios viniendo a estar con el hombre. También, este niño nacería de una virgen, es decir, nacería de una señorita pura, soltera. Dios sería Su Padre.

el profeta Miqueas escribió que el Señor Jesús nacería en Belén de Judá

La Biblia también profetizó exactamente donde nacería el Hijo de Dios. Muchos, muchos años antes que naciera, el profeta Miqueas escribió que el Señor Jesús nacería en Belén de Judá (Miqueas 5:2).

Otra cosa extraña acerca de la venida del Hijo de Dios es que Su Nombre le fue dado antes de que Él naciera. Por lo común a un niño se le pone nombre después de nacer, pero Jesús ya tenía su nombre antes de nacer. Dios mandó Su ángel a decir a José y María que este niño se llamaría "Jesús". La Biblia dice:

. . . llamarás su nombre JESÚS, porque él salvará a su pueblo de sus pecados (Mateo 1:21).

El nombre "Jesús" quiere decir "Salvador". El Señor Jesús es el Salvador del mundo. ¿Quién le dio este nombre? Dios se lo dio, y este nombre "Salvador" pertenece solamente a Él. Él es el único Salvador del mundo. Han habido muchos hombres falsos quienes han pretendido ser salvadores, pero hay sólo un verdadero Salvador enviado de Dios y es Jesucristo. El apóstol Juan dijo,

Y nosotros hemos visto y testificamos que el Padre ha enviado al Hijo, el Salvador del mundo (1 Juan 4:14).

EL NACIMIENTO DEL SEÑOR JESÚS

Por cientos de años los hombres que amaban a Dios esperaban y anhelaban el nacimiento del Salvador prometido. Sin duda les parecía que Dios se había olvidado de Su promesa, pero Dios nunca olvida una promesa. Dios no solamente tiene un plan perfecto para todas las cosas, sino que también tiene un tiempo perfecto para todo. La Biblia dice:

Pero cuando vino el cumplimiento del tiempo, Dios envió a Su Hijo, nacido de mujer . . . (Gálatas 4:4).

Los ángeles aparecieron a los pastores en los campos cercanos para decirles las buenas nuevas

De este versículo podemos ver que el Señor Jesús fue enviado de Dios y que Él tuvo una madre humana. Él nació en Belén precisamente como lo había dicho el profeta. Los ángeles aparecieron a los pastores en los campos cercanos para decirles las buenas nuevas:

. . . No temáis; porque he aquí os doy nuevas de gran gozo, que será para todo el pueblo: que os ha nacido hoy, en la ciudad de David, un Salvador, que es CRISTO el Señor
(Lucas 2:10-11).

Dios había cumplido su promesa y mandó a Su Hijo al mundo en la forma de un pequeño bebé. Una estrella especial fue dada para señalar el lugar exacto donde se hallaba. El Salvador había venido.

LA NIÑEZ DEL SEÑOR JESÚS

La Biblia no nos dice mucho acerca de la niñez del Señor Jesús pero sabemos que fue obediente a sus padres terrenales y que agradaba a su Padre Celestial en todo. La Biblia dice:

Y Jesús crecía en sabiduría y en estatura, y en gracia para con Dios y los hombres (Lucas 2:52).

LA HUMANIDAD DEL SEÑOR JESÚS

Cuando hablamos de la humanidad del Señor Jesús queremos decir que Dios el Hijo se hizo un verdadero ser humano. Una razón por la cual el Señor Jesús se hizo hombre fue para que Él pudiera conocernos y comprendernos perfectamente.

Él sabe lo que es ser mal entendido y desamparado por sus amigos y sentirse solo.

Si Jesús nunca se hubiera vuelto Hombre, podríamos decirle a Él, "tú no sabes lo que es ser pobre, tener hambre, ser mal entendido y ser maltratado." ¡Pero Él sí sabe! Él sabe lo que es ser mal entendido y desamparado por sus amigos y sentirse solo. Él sabe lo que es estar triste. ¿Cómo es que conoce estas cosas? Las conoce porque Él Mismo las experimentó. No hay nada que pueda venir a nuestras vidas que Él no comprenda. Todo lo que nos pasa a nosotros lo siente su gran corazón de amor. La Biblia dice que Él fue:

. . . tentado en todo según nuestra semejanza, pero sin pecado
(Hebreos 4:15).

Sí, el Señor Jesús fue tentado en todas las cosas como nosotros somos tentados, pero hay una diferencia importante entre el Señor Jesús y cualquier otra persona que ha vivido. Esta diferencia es que Él nunca pecó.

JESÚS, EL AMIGO DE LOS PECADORES

Cuando el Señor Jesús tenía treinta años empezó a enseñar y hacer muchas obras poderosas. Él amaba a la gente y fue verdaderamente el Amigo de los pecadores. Aunque Él Mismo era santo y puro, sin embargo amaba a todos. Él no se retiraba de los pecadores, sino fue su Amigo para que pudiera volverse su Salvador. Él no espera hasta que nosotros le amemos para ser nuestro amigo, empero nos ama mucho tiempo antes de que vengamos a Él y confiemos en Él como nuestro Salvador.

JESÚS, EL REGALO DE DIOS PARA EL MUNDO

JESÚS, EL REGALO DE DIOS PARA EL MUNDO

Cuando pensamos en la salvación recordemos que el Regalo de Dios para el mundo es Su Hijo. La Biblia dice,

Y nosotros hemos visto y testificamos que el Padre ha enviado al Hijo, el Salvador del mundo (1 Juan 4:14).

Dios nos dio a Jesús para ser nuestro Salvador.
Pero es triste darse cuenta que, cuando el Señor Jesús vino al mundo, mucha gente no lo reconoció y no creyó en Él. La Biblia nos dice,

En el mundo estaba, y el mundo por él fue hecho; pero el mundo no le conoció (Juan 1:10).

La mayoría de Su propio pueblo, los judíos, no le recibieron. La Biblia dice,

A lo suyo vino, y los suyos no le recibieron (Juan 1:11).

He aquí, yo estoy a la puerta y llamo

Pero habían algunos que sí le recibieron como su Señor y Salvador, y Dios los hizo Sus propios hijos. La Biblia dice:

Mas a todos los que le recibieron, a los que creen en su nombre, les dio potestad de ser hechos hijos de Dios
(Juan 1:12).

¿Cómo es que se volvieron hijos de Dios? Por haber recibido a Jesús. Jesús es el Regalo de Dios para nosotros, pero tenemos que recibirle. No podemos tomar a Jesús con nuestras manos, pero podemos tomarle en nuestro corazón. Esto es lo que Dios quiere que hagamos. Si tú no le has recibido como tu Salvador, ahora es el tiempo oportuno para invitarle a entrar en tu corazón. Él dijo,

He aquí, yo estoy a la puerta y llamo; si alguno oye mi voz y abre la puerta, entraré a él, y cenaré con él, y él conmigo (Apocalipsis 3:20).

Versículos para memorizar de la lección 1:

Y aquel Verbo fue hecho carne, y habitó entre nosotros (y vimos su gloria, gloria como del unigénito del Padre), lleno de gracia y de verdad (Juan 1:14).

Y dará a luz un hijo, y llamarás su nombre JESÚS, porque él salvará a su pueblo de sus pecados (Mateo 1:21).

Y nosotros hemos visto y testificamos que el Padre ha enviado al Hijo, el Salvador del mundo (1 Juan 4:14).

En el mundo estaba, y el mundo por él fue hecho; pero el mundo no le conoció (Juan 1:10).

A lo suyo vino, y los suyos no le recibieron. Mas a todos los que le recibieron, a los que creen en su nombre, les dio potestad de ser hechos hijos de Dios
(Juan 1:11-12).

El Verdadero Significado de la Navidad

El Verdadero Significado de la Navidad

Para Dios El Padre Significaba—
Dar a Su Hijo. . .

Porque de tal manera amó Dios al mundo, que ha dado a su Hijo unigénito, para que todo aquel que en Él cree, no se pierda, mas tenga vida eterna (Juan 3:16).

Para Dios El Hijo Significó—
Dejar La Gloria
Del Cielo Para Volverse
El Siervo Obediente
Hasta La Muerte. . . . . .

Cristo Jesús, el cual, siendo en forma de Dios, no estimó el ser igual a Dios como cosa a que aferrarse, sino que se despojó a sí mismo, tomando forma de siervo, hecho semejante a los hombres; y estando en la condición de hombre, se humilló a sí mismo, haciéndose obediente hasta la muerte, y muerte de cruz
(Filipenses 2:5-8).

Para El Mundo Significa—
Que Dios Ha Provisto
Un Salvador. . . . . .

Os doy nuevas de gran gozo, que será para todo el pueblo: que os ha nacido hoy, en la ciudad de David, un Salvador, que es CRISTO el Señor (Lucas 2:10-11).

La Navidad celebra el nacimiento de Él, quien nació para morir

La Navidad celebra el nacimiento de Él, quien nació para morir—para morir en lugar del pecador, para comprar la redención de tu alma.

Todos nosotros nos descarriamos como ovejas, cada cual se apartó por su camino; mas Jehová cargó en él el pecado de todos nosotros
(Isaías 53:6).

Para Ti Significa–
Que Dios Te Ofrece Vida
Eterna Como Un Regalo. . .

Porque la paga del pecado es muerte; mas la dádiva de Dios es vida eterna en Cristo Jesús Señor nuestro (Romanos 6:23).

Mas a todos los que le recibieron, a los que creen en su nombre, les dio potestad de ser hechos hijos de Dios (Juan 1:12).

Por Willard M. Aldrich Cortesía de Good News Publishers

¿Es Jesucristo Dios? ¿Fue tentado el Señor Jesucristo alguna vez?
¿Tiene Jesús poder sobre todas las cosas?

Encontrarás las respuestas a estas preguntas en la siguiente lección:
JESUCRISTO, EL HIJO DE DIOS