"De modo que si alguno está en Cristo, nueva criatura es . . ." (2 Corintios 5:17)

Lección 7

El Nuevo Nacimiento

 


En nuestra última lección aprendimos que hay dos familias en el mundo. El principio de una de estas familias es Adán, el primer hombre. El principio de la otra es Cristo, el segundo Hombre de Dios.

ALGUNAS PERSONAS CREEN que Dios es el Padre de todos los hombres, pero esto no es verdad. Solamente los que pertenecen a la familia de Cristo tienen a Dios como su Padre. Los que pertenecen a la familia de Adán tienen a Satanás como su padre espiritual. El mismo Señor Jesús dijo que Dios no es el Padre de todos los hombres.

dos familias en el mundo

Cierto día Jesús hablaba con algunos dirigentes religiosos de la ciudad de Jerusalén. Estos hombres afirmaban que Dios era el Padre de ellos. Pero sus corazones eran malos, porque odiaban al Señor Jesús y querían matarle. Jesús sabía qué había en sus corazones, y les dijo:

Si vuestro padre fuese Dios, ciertamente me amaríais: porque yo de Dios he salido, y he venido (Juan 8:42).

CUANDO JESÚS DIJO: "Si vuestro padre fuera Dios . . ." claramente demostró que Dios no era el padre de ellos. Para hacerlo aún más evidente les dijo quién era el padre espiritual de ellos. Él les dijo:

Vosotros sois de vuestro padre el diablo . . . (Juan 8:44).

Así que estos hombres no tenían a Dios como Padre, sino a Satanás.

La misma cosa es cierta de todos los que no creen en el Señor Jesucristo. Sin embargo, nadie tiene que permanecer en la familia de Satanás, porque el Señor Jesús ha hecho posible que cada uno de nosotros se convierta en hijo de Dios. La Biblia llama a esto, "nacer de nuevo". Vamos a ver qué quiere decir nacer de nuevo.

TIENES QUE NACER DE NUEVO

En el capítulo tres del Evangelio según San Juan, leemos el relato de un hombre llamado Nicodemo que llegó de noche para hablar con el Señor Jesús. Ese hombre era miembro de los fariseos, uno de los grupos más religiosos en aquel entonces. Nicodemo asistía a la sinagoga fielmente. Oraba mucho. Ofrendaba con regularidad. Hacía muchas buenas obras. Conocía las Escrituras muy bien. Era un maestro de los judíos. Sin embargo, buscó a Jesús.

el que no naciere de nuevo, no puede ver el reino de Dios

No sabemos exactamente por qué llegó Nicodemo a Jesús, pero sin duda reconoció que Jesús tenía el poder de Dios en Su vida. Y tal vez Nicodemo pensó que Jesús podía darle alguna enseñanza nueva que pudiera ayudarle a entender mejor las Escrituras. Pero Nicodemo necesitaba algo más que enseñanzas: ¡Necesitaba nacer de nuevo! Jesús le dijo:

De cierto, de cierto te digo, que el que no naciere de nuevo, no puede ver el reino de Dios (Juan 3:3).

Esa declaración debe haber sorprendido a Nicodemo. ¿No era él judío, miembro de la raza escogida por Dios? ¿No era él un buen hombre, muy moral? ¿No era él maestro entre los judíos? Sí, Nicodemo era todas esas cosas, pero todavía era miembro de la familia pecaminosa de Adán. No era hijo de Dios. Jesús habló otra vez a Nicodemo:

Lo que es nacido de la carne, carne es; y lo que es nacido del Espíritu, espíritu es. No te maravilles de que te dije: Os es necesario nacer de nuevo (Juan 3:6-7).

EL SEÑOR JESÚS DECLARÓ en este pasaje la necesidad absoluta de nacer de nuevo. Con esto hacía referencia no sólo a Nicodemo en particular, sino también a toda persona. "Os es necesario—no importa quien sea—nacer de nuevo". Tenemos que nacer "de arriba", es decir, del Espíritu de Dios. No hay otra manera de llegar a ser hijo de Dios.

LA FE, NECESARIA PARA EL NUEVO NACIMIENTO

El requisito para el nuevo nacimiento es la fe en Jesucristo crucificado por nuestros pecados. Esto se lo explicó el Señor Jesús a Nicodemo al recordarle de algo que pasó a los israelitas mientras viajaban en el desierto.

Y como Moisés levantó la serpiente en el desierto

El pueblo se había quejado contra Dios y contra Moisés, de modo que Dios envió serpientes ardientes entre ellos. Todos los que fueron mordidos por las serpientes, murieron. El pueblo confesó su pecado e imploró a Moisés que los liberara.

así es necesario que el Hijo del hombre sea levantado

MOISÉS ORÓ A DIOS, y el Señor le dijo que hiciera una serpiente de bronce y que la pusiera sobre un asta para que todos los que la miraran, vivieran. Moisés hizo como Dios le había ordenado. La Biblia dice:

Y cuando alguna serpiente mordía a alguno, miraba a la serpiente de bronce, y vivía (Números 21:9).

Luego Jesús dijo:

Y como Moisés levantó la serpiente en el desierto, así es necesario que el Hijo del hombre sea levantado; para que todo aquel que en él cree, no se pierda, sino que tenga vida eterna (Juan 3:14-15).

Así como los Israelitas fueron salvados de una muerte física por mirar con fe a la serpiente en el asta, así nosotros somos salvados de la muerte eterna por mirar con fe al Señor Jesús en la cruz.

EL NUEVO NACIMIENTO ES POR LA PALABRA Y EL ESPÍRITU

El nuevo nacimiento es la obra del Espíritu Santo usando la Palabra de Dios


El nuevo nacimiento es la obra del Espíritu Santo usando la Palabra de Dios. Nadie puede nacer de nuevo sin escuchar y creer la Palabra de Dios, y nadie puede nacer de nuevo sin la obra del Espíritu Santo. Aquí hay unos versículos que presentan esto muy claro:

LA PALABRA

Él, de su voluntad, nos hizo nacer por la palabra de verdad . . . (Santiago 1:18).

Siendo renacidos, no de simiente corruptible, sino de incorruptible, por la palabra de Dios . . . (1 Pedro 1:23).

 

lo que es nacido del Espíritu, espíritu es

EL ESPÍRITU

Lo que es nacido de la carne, carne es; y lo que es nacido del Espíritu, espíritu es (Juan 3:6).

Antes que una persona pueda nacer de nuevo, tiene que darse cuenta de que es un pecador.

EL ESPÍRITU SANTO USA la Palabra de Dios para enseñarnos que somos pecadores y que necesitamos un Salvador. Luego, el Espíritu Santo usa la misma Palabra para enseñarnos que el Señor Jesucristo es el Salvador que necesitamos.

EL NUEVO NACIMIENTO ES DE DIOS

Miremos una explicación más del nuevo nacimiento. La Biblia dice que aquellos que reciben al Señor Jesús como Salvador son nacidos

no . . . de sangre, ni de voluntad de carne, ni de voluntad de varón, sino de Dios (Juan 1:13).

Estas cosas no te pueden salvar

EL NUEVO NACIMIENTO NO ES "DE SANGRE". Esto quiere decir que no procede de padres humanos. Nadie nace en este mundo siendo ya cristiano. El tener padres cristianos es maravilloso, pero eso no te hace a ti un hijo de Dios. Cada uno de nosotros tiene que nacer en la familia de Dios individualmente.

EL NUEVO NACIMIENTO NO ES "DE VOLUNTAD DE CARNE". Esto quiere decir que nadie puede hacerse hijo de Dios por sus propios esfuerzos. La vida eterna no se puede ganar sino que tiene que ser recibida como un regalo gratuito de Dios.

EL NUEVO NACIMIENTO NO ES "DE VOLUNTAD DE VARÓN". Esto quiere decir que ningún pastor o sacerdote puede hacer de ti un hijo de Dios. Ninguna ordenanza, como la santa cena o el bautismo, puede hacer esto. El hacerse miembro de una iglesia no hace de ti un cristiano.

EL NUEVO NACIMIENTO ES "DE DIOS". La Biblia dice:

Porque por gracia sois salvos por medio de la fe; y esto no de vosotros, pues es don de Dios: No por obras, para que nadie se gloríe (Efesios 2:8-9).

Nuestra parte es acercarnos al Señor Jesús como pecadores y recibirle como nuestro Salvador

NUESTRA PARTE EN EL NUEVO NACIMIENTO

¿Cuál es nuestra parte en el nuevo nacimiento? Nuestra parte es acercarnos al Señor Jesús como pecadores y recibirle como nuestro Salvador. La Biblia dice:

Mas a todos los que le recibieron, a los que creen en su nombre, les dio potestad de ser hechos hijos de Dios
(Juan 1:12).

Cuando verdaderamente creemos que Jesucristo murió por nuestros pecados y le recibimos como nuestro Salvador, hemos nacido de nuevo.

 

¿CUÁL ES LA PARTE QUE DIOS HACE EN EL NUEVO NACIMIENTO?

Siendo justificados gratuitamente por su gracia, mediante la redención que es en Cristo Jesús

Dios hace muchas, muchas cosas maravillosas por nosotros cuando recibimos al Señor Jesús como nuestro Salvador. Aquí anotamos algunas de ellas:

1DIOS NOS JUSTIFICA. Esto quiere decir que Él nos perdona todos nuestros pecados y nos declara justos en Cristo.

Siendo justificados gratuitamente por su gracia, mediante la redención que es en Cristo Jesús (Romanos 3:24).

2DIOS NOS SACA de la familia de Adán y nos pone en la familia de Cristo. Ya no estamos en Adán, sino en Cristo. Veremos más acerca del significado de esto en la siguiente lección.

DIOS NOS SACA de la familia de Adán y nos pone en la familia de Cristo

3DIOS NOS HACE SUS HIJOS. Dios hace por nosotros algo que no hace por ninguna otra criatura. Él nos convierte en Sus propios hijos. La Biblia dice:

Mirad cuál amor nos ha dado el Padre, para que seamos llamados hijos de Dios (1 Juan 3:1).

DIOS NOS DA UN ESPÍRITU NUEVO, y nos da Su Espíritu para que more en nuestro espíritu nuevo

4DIOS NOS DA UN ESPÍRITU NUEVO, y nos da Su Espíritu para que more en nuestro espíritu nuevo. Esto se llama la regeneración.

. . . y pondré espíritu nuevo dentro de vosotros . . . y pondré dentro de vosotros mi Espíritu . . .
(Ezequiel 36:26-27).

Necesitamos aclarar una cosa: nuestra naturaleza vieja no es quitada cuando nacemos de nuevo. Dios no nos quita la vieja naturaleza pecaminosa, sino que Él nos da Su vida para vencerla. Nuestra naturaleza vieja no será quitada hasta que Jesús venga por nosotros, pero, con el Espíritu Santo morando en nosotros, podemos vencer los deseos pecaminosos de esa naturaleza vieja.

Dios nos ha dado vida eterna; y esta vida está en su Hijo5DIOS NOS DA VIDA ETERNA. Nunca estaremos separados de Dios.

La Biblia dice:

Cuerpo Alma Espíritu Y este es el testimonio: que Dios nos ha dado vida eterna; y esta vida está en su Hijo. El que tiene al Hijo, tiene la vida; el que no tiene al Hijo de Dios no tiene la vida. 1 Juan 5:11-12.

Dios hace otras muchas cosas maravillosas por nosotros cuando nacemos de nuevo. Nos coloca en Cristo. Nos une a Su Hijo. Nos libra del reino de las tinieblas y del poder del pecado. Hace posible que seamos victoriosos sobre el mundo, la carne y el diablo. En las lecciones siguientes veremos más acerca de estas cosas.

¿CÓMO PODEMOS SABER QUE HEMOS NACIDO DE NUEVO?

Cada uno de nosotros debe saber con seguridad si en verdad ha nacido de nuevo, y Dios nos ha dado algunas formas definitivas por las cuales podemos saberlo. He aquí tres de ellas:

1El Espíritu mismo da testimonio a nuestro espíritu, de que somos hijos de DiosEL TESTIMONIO DEL ESPÍRITU.

Cuando nacemos de nuevo, el Espíritu de Dios viene a morar con nosotros, y Él da testimonio a nuestro espíritu de que somos hijos de Dios. Esto no es algo que podamos explicar o probar a otra persona, pero nosotros sabemos que es la verdad. La Biblia dice:

El Espíritu mismo da testimonio a nuestro espíritu, de que somos hijos de Dios (Romanos 8:16).

2LA PALABRA DE DIOS.

Cuando nacemos de nuevo, el Espíritu de Dios hace que la Palabra de Dios sea una realidad en nuestro corazón y sabremos mediante la Palabra de Dios que somos salvos. La Biblia dice:

sabremos mediante la Palabra de Dios que somos salvos

Estas cosas os he escrito a vosotros que creéis en el nombre del Hijo de Dios, para que sepáis que tenéis vida eterna . . . (1 Juan 5:13).

3NUESTRAS ACCIONES.

Cuando de verdad hemos nacido de nuevo, nuestra manera de vivir se cambiará. Desearemos obedecer a Dios y a Su Hijo, Jesucristo. Empezaremos a amar las cosas que son correctas y a odiar las cosas que son malas. Tendremos amor en nuestro corazón por los inconversos y desearemos que sean salvados. También amaremos a los otros cristianos. La Biblia dice:

Nosotros sabemos que hemos pasado de muerte a vida, en que amamos a los hermanos (1 Juan 3:14).

Todas estas cosas empezarán a suceder porque hemos nacido de nuevo.

¿HAS NACIDO TÚ DE NUEVO?