Amor, Noviazgo y Matrimonio

Lección 11: ¿Cómo puedo saber si es amor verdadero?

Ningún tema es más popular en la televisión y las películas que el amor. Las telenovelas están llenas de "amor romántico". El amor también es el tema de la mayoría de las canciones populares. Somos bombardeados con la idea de que "el amor es lo más importante".

En un artículo de una revista familiar titulada en inglés: "Family Life Magazine", Paul Popenoe describe lo que la mayoría de las personas piensa en cuanto al amor romántico:

El amor es una fuerza misteriosa que viene de la nada, en el lugar y el momento menos esperado y te toma como su prisionero—y así como el sarampión… se reconoce automáticamente… si es amor verdadero, nadie tendrá que decírtelo, lo sabrás automáticamente.

El amor… es tan importante que debes abandonar todo lo demás para obtenerlo… Un hombre es justificado si abandona a su esposa por el amor, una mujer es justificada si abandona su hogar y sus hijos por el amor, un rey es justificado si abandona su trono por el amor.

El amor puede irse tan repentinamente como llega, y no puedes hacer nada para impedirlo. No está sujeto al control humano en ninguna manera. (1)

¡Pero eso NO es amor verdadero! El amor verdadero no se comporta así. Por otro lado, un capricho viene y va y hay poco que puedes hacer para controlar esos sentimientos. Pero el amor verdadero no es egoísta y está siempre comprometido. ¡Permanece para siempre!

Quizás te preguntes por qué es tan importante que conozcas la diferencia entre el amor verdadero y un capricho. La razón es esta: Entender la diferencia puede ayudarte a evitar un error que podría afectarte para toda la vida.

Cada año millones de parejas caminan solemnemente en las nubes hacia el altar para comprometerse el uno al otro para el resto de sus vidas.

Cada año millones de parejas caminan solemnemente en las nubes hacia el altar para comprometerse el uno al otro para el resto de sus vidas. Para algunas de estas parejas, el matrimonio terminará siendo una experiencia hermosa. Para otras, será algo que tendrán que soportar. Pero para la mitad de ellas, será un desastre. En pocos años descubrirán que simplemente no aguantan más vivir juntos.

¿En qué consiste la diferencia? La diferencia es que algunas parejas tienen como la base de su matrimonio el amor verdadero mientras que otros basan el suyo en un capricho, que es un amor falso. Un matrimonio que tiene como su base el capricho, no durará.

¿Cómo puedo distinguir?

Durante "la fiebre por el oro" en el oeste de los Estados Unidos, muchos hombres pensaron que se habían hecho ricos.

Durante "la fiebre por el oro" en el oeste de los Estados Unidos, muchos hombres pensaron que se habían hecho ricos. Pero después se enteraron tristemente que lo que habían descubierto no era oro de verdad, sino un mineral llamado pirita de hierro que no tiene valor. La pirita de hierro parece oro, pero no tiene valor alguno. Se le llama también "Oro Falso".

Como ya dijimos, NO es fácil distinguir entre un capricho y el amor verdadero. En su libro llamado: "Sexo, amor o capricho: ¿Cómo puedo saber?" el Dr. Ray Short da unas claves valiosas que ayudan a una persona a probar su romance para decidir si es el oro verdadero del amor o el oro falso de un capricho. Vamos a considerar 12 de estas claves. Pero primero notemos dos cosas: (1) El orden de las claves no es importante. Cada una es igualmente importante. (2) Ninguna clave puede ser una prueba segura por sí sola. Debes tomar en consideración las 12.

Clave 1: ¿Cuál es la atracción principal?

Capricho: Si estás encaprichado, el interés principal probablemente sea el aspecto físico de la otra persona. Un rostro bonito y una figura hermosa son atracciones poderosas, pero no todo es como se ve a simple vista. La apariencia física es como la envoltura de un regalo—No es indicación de lo que hay adentro. Y la hermosura física no dura para siempre. El Dr. Short dice:

Recuerdo solo una de las asambleas que tuvimos en la escuela cuando era adolescente. El orador dijo: "Muchacho, antes de casarte con una señorita por su rostro bonito y su figura sexy, pregúntate cómo se verá en 30 años".
Eso me hizo pensar. (2)

Amor verdadero: Si tu amor es real, te interesarás en la personalidad total de la persona a quien amas. Sin duda, hay un elemento emocionante en la atracción física, pero es sólo una de las muchas cosas de la persona que te atraen".

Clave 2: ¿Cuántas cosas de la otra persona te atraen?

Capricho: Cuando sientes un capricho por otra persona, generalmente las cualidades de esa persona que te atraen son pocas, pero te atraen mucho. Un muchacho quizás esté encaprichado por la manera en que sonríe su novia, o por la manera tan sexy en que camina.

Amor verdadero:Si se trata del amor verdadero, te van a atraer muchas o casi todas las cualidades de la otra persona. Cada uno de nosotros tiene un sin fin de características, actitudes y opiniones. ¿Cuántas has observado en la otra persona? ¿Cuántas te atraen?

Esto es importante porque después de que se acabe la emoción inicial de estar casados, necesitarán tener muchas cosas en común para que su matrimonio siga teniendo vitalidad.

Clave 3: ¿Cómo empezó todo?

Capricho: Un capricho se inicia rápidamente. No existe tal cosa como amor verdadero a primera vista, pero puede existir un capricho a primera vista. Así como dicen las canciones populares de amor, los ojos se encuentran en medio de una multitud, se oyen campanitas y automáticamente saben que son el uno para el otro. Pero la realidad es que no saben nada, salvo que han tenido una buena impresión el uno del otro.

Amor verdadero:El amor verdadero siempre empieza lentamente. No puede ser de otra manera. Tienes que conocer a una persona antes de poder amarla verdaderamente, y eso requiere tiempo—mucho tiempo—para conocer a alguien de verdad.

Un noviazgo largo es mucho mejor que uno corto. Un año es mejor que seis meses, y dos años son mejores que uno.

¿Un año? ¿Dos años? Sí, las estadísticas son muy claras sobre este tema. Pero la mayoría de los jóvenes ni siquiera espera un año. Muchos de los que se lanzan al matrimonio aprenden por triste experiencia que hubieran hecho caso al dicho que dice: Antes de que te cases, mira lo que haces. Si cometes el error de apresurarte para el matrimonio, tendrás mucho tiempo para lamentarte después por no fijarte en lo que hacías.

Clave 4: ¿Qué tan consistente es tu interés?

Capricho: Cuando tú y tu novio están encaprichados, su interés el uno en el otro aumentará y disminuirá. Una razón por la cual esto es así es que su interés creció tan rápido que las raíces no se profundizaron. Toda su relación es superficial.

Amor verdadero: En el amor verdadero tus sentimientos probablemente sean cálidos y tiernos en lugar de calientes o fríos, y es más probable que sean continuos. El amor verdadero crece lentamente, pero las raíces se echan profundamente.

Clave 5: ¿Cómo afecta tu personalidad?

Capricho: Un capricho tiene la tendencia de desorganizar tu personalidad. Te hace menos eficiente y menos responsable. Tus sentimientos románticos están en control y andas en las nubes. La chica que dice: "Sé que mi novio tiene sus puntos débiles, pero en realidad no importan las otras cosas, sólo importa el amor que sentimos el uno por el otro", es una chica que está encaprichada, ¡Y PUNTO! Si ella se casa con él, se dará cuenta de que después de todo, las "otras cosas" sí importan.

Amor verdadero: Si tu amor es real, la persona que amas hará relucir tus mejores cualidades y te hará desear ser una mejor persona. Un joven que estaba verdaderamente enamorado dijo: "Yo amo a mi novia, no sólo porque ella es maravillosa, sino porque me anima a ser la persona que debo ser".

Clave 6: ¿Cómo se consideran el uno al otro?

Capricho: En un capricho, todo tu "universo" gira alrededor de la otra persona. Las otras relaciones no parecen ser importantes. Tendrás la tendencia de desatender a tu familia y a tus amigos.

Tu capricho romántico llega a ser la cosa más importante de tu vida. Llega a ser la única cosa que realmente te importa. Crees que tienes justificación en hacer cualquier cosa por este maravilloso "amor" que ha entrado en tu vida.

Como hemos dicho anteriormente, la mayoría de los caprichos no dura mucho tiempo, pero las cosas equivocadas que haces cuando estás encaprichado suelen tener consecuencias que duran toda la vida.

Amor verdadero: En el amor verdadero, tu amado es la persona más importante en el mundo para ti, pero tus relaciones con tu familia y tus amigos continúan siendo importantes también.

Clave 7: ¿Cómo consideran otros tu relación?

Capricho: Lo que otras personas piensan de tu "amado" es una prueba importante. Si estás encaprichado, es probable que tus padres y muchos de tus amigos no aprueben la relación.

Uno de los peligros de un capricho es que tienes la tendencia de idolatrar a la otra persona. No ves ninguna de sus faltas porque estás "ciegamente enamorado". Tus amigos intentan mostrarte algunas señales de peligro, pero las ignoras. Tus padres quizás te adviertan que estás a punto de cometer un error grande, pero no les escuchas.

Una persona joven quizás diga: "¿Y qué importa? Nos vamos a casar el uno con el otro—no con las familias ni los amigos". Puedes tomar esa actitud si tú quieres, pero es muy necio ignorar el consejo de las personas que te aman.

Para tener la bendición de Dios en tu matrimonio, es muy importante que tengan el consentimiento y la aprobación de los padres de ambos

A través de los años tanto tú como tu amado han adquirido su propio círculo de amistades. Todos tenemos la tendencia de llegar a ser como las personas que hemos escogido como nuestros amigos, y ellos tienen la tendencia de llegar a ser como nosotros. Así que tus amigos, en cierto sentido, son un "reflejo" de cómo eres tú. Quizás tú estés encaprichado con la otra persona, pero tus amigos no lo están. Cuando ellos ven señales de peligro, sería bueno que prestaras atención y les hicieras caso.

Amor verdadero: En el amor verdadero, es probable que tus padres y la mayoría de tus amistades sí aprobarán la relación.

Para tener la bendición de Dios en tu matrimonio, es muy importante que tengan el consentimiento y la aprobación de los padres de ambos.

Clave 8: ¿Qué sucede cuando los separa la distancia?

Capricho: Una de las mejores pruebas del romance es la prueba de la separación. Si estás encaprichado, el tiempo y la distancia matarán la relación. Esto es particularmente cierto si la pareja se ha interesado principalmente en el aspecto físico el uno del otro. Después de un poco de tiempo, alguien real y cercano llegará a ser más atractivo que la fotografía de un amor lejano.

Amor verdadero: En el amor verdadero, la ausencia hace que tu corazón se enamore más y más del amado. El amor verdadero puede sobrevivir la prueba del tiempo y de la distancia. Y sobrevivirá.

El amor verdadero tiene sus raíces en la personalidad total de la otra persona, no sólo en su aspecto físico. El tiempo que han pasado juntos ha hecho que sus personalidades se unan. Cuando se separan, parte de ti parece faltar. Ninguna otra persona, por atractiva que sea, puede llenar el vacío de tu corazón.

Cuando están separados, quizás tú te preocupes un poco, además de sentirte triste. Podrías llegar a pensar: "¿Qué tal si mi novia(o) conoce a otra persona?" Es posible que eso suceda. Pero si tu amado puede ser más feliz con otra persona, es mejor que descubras eso ahora y no después del matrimonio. Así que, si termina el noviazgo, acéptalo y no te preocupes por eso. Si la relación es un capricho y no sobrevive, es mejor descubrirlo antes de que sea demasiado tarde.

Clave 9: Las discusiones, ¿cómo afectan el romance?

Capricho: En un capricho, los novios suelen discutir. Quizás se besen mucho en las reconciliaciones, pero al avanzar el tiempo las discusiones se hacen más y más frecuentes y más y más severas. Su relación se vuelve como la de dos puercoespín en el invierno. Cuando están separados, tiemblan de frío, pero cuando se juntan, se lastiman.

Felipe y Alicia fueron novios por más de dos años. Durante ese tiempo rompían su noviazgo y se reconciliaban por lo menos una vez al mes. Se peleaban por problemas insignificantes y quejas imaginarias. Los dos fingían ser muy celosos. María, la mejor amiga de Alicia, le abrió los ojos. Alicia le contó a María los detalles de su último pleito con Felipe. Alicia terminó diciendo: "Espera a que él trate de reconciliarse conmigo. ¡Nunca volveré a hablar con él!"

María respondió con ternura: "Sí lo harás, Alicia. Pero espero que le hables para decirle que todo se acabó para siempre". Alicia se mostró sorprendida. María continuó: "Ustedes hacen relucir lo peor el uno en el otro. Se pelean porque no tienen de qué hablar. Pelearse y después reconciliarse románticamente es su manera de evitar el aburrimiento". (3)

Amor verdadero: En el amor verdadero habrá discusiones, pero el amor verdadero siempre sobrevivirá los pleitos y con el tiempo serán menos frecuentes y menos severos.

Cada pareja debe aprender a enfrentar los conflictos. Es mucho mejor discutir abiertamente las diferencias con franqueza que permitir que crezcan a escondidas.

Clave 10: ¿Cómo hablas de tu relación?

Capricho: En un capricho, existe la tendencia de pensar en tu relación en cuestión de dos personas—tú y tu amado. Cuando hablas de las actividades que hacen juntos, las palabras que ocupas más comúnmente son: Yo, mío, él, ella, suyo. Piensas en cuanto a dos personas separadas.

Amor verdadero: En el amor verdadero las palabras que se ocupan comúnmente son: Nosotros, nuestro. Piensas en cuanto a la pareja unida.

Esta clave quizás no parezca ser muy importante durante el noviazgo, pero tiene una importancia grande en el matrimonio. En un matrimonio que tiene como base un capricho, el esposo y la esposa quizás disfruten más desarrollar sus intereses separados que en hacer juntos las cosas. El esposo quizás prefiera "salir con los amigos" que quedarse en casa con su familia. O una esposa podría tener más interés en sus contactos sociales que en sus obligaciones en el hogar.

En un matrimonio donde existe el amor verdadero, el esposo y la esposa encuentran su placer al hacer juntos las cosas. Suelen decir: "No quiero ir si tú no puedes ir conmigo".

Clave 11: ¿Eres egoísta?

Capricho: En un capricho, tu interés en la otra persona principalmente es egoísta. Un muchacho puede tener como novia a una muchacha bonita y popular simplemente para sentirse más importante. Quizás ella sea egoísta y exigente, pero si es la "reina" de la escuela, entonces el que es su novio es el "rey". De la misma manera, una chica puede amarrar a un joven, no porque se interese de verdad en él, sino porque él está dedicado a ella y eso le hace sentir que es importante.

Amor verdadero: En el amor verdadero, amas a la persona por lo que es—no porque te hace sentir importante.

Clave 12: ¿Cuál es tu reacción general?

Capricho: ¿Tienes como meta encontrar a la persona que dedicará su vida a hacerte feliz? ¿Es tu preocupación principal cuidar del Número Uno—o sea de ti mismo? Si es así, entonces estás encaprichado. Tu actitud general es egoísta—te interesa principalmente saber qué puedes obtener de la relación.

Amor verdadero: El amor verdadero no es egoísta, sino que es amor comprometido. Deseas hacer todo lo posible por traerle felicidad a la otra persona. Tu actitud general es dar a la relación y no sacar todo el provecho que puedas.

Evaluando tu "romance"

Después de leer estas doce claves, probablemente tengas ya una buena idea sobre tu noviazgo—si es capricho o amor verdadero. Sin embargo, necesitas examinar las cosas más cuidadosamente.

El cero significa que es simplemente capricho y el 10 representa el amor puro

Examina cada clave cuidadosamente. Toma todo el tiempo que necesitas. Desearás saber no sólo si la clave indica que tu amor es verdadero, pero hasta qué grado lo indica. En la mayoría de los casos, la clave puede indicar una mezcla de capricho y amor verdadero. Así que, califica cada clave en la escala del cero al 10. El cero significa que es simplemente capricho y el 10 representa el amor puro.

Toma una hoja de papel y estudia las claves cuidadosamente, empezando con el número 1

Toma una hoja de papel y estudia las claves cuidadosamente, empezando con el número 1. Califica cada clave de acuerdo a cómo se aplica a ti. Por ejemplo, en la Clave #1 tú podrías decir: "Honestamente, me ha interesado principalmente el aspecto físico de la otra persona, así que me daré una calificación de dos".

En la clave #7 quizás te des cuenta que sólo la mitad de tus amigos aprueban de tu relación y la otra mitad no. En ese caso, califícate con un cinco.

Cuando hayas terminado de calificarte en las doce claves, suma tu calificación total. Una calificación de 80 o más indica que tienes una relación bastante sólida. Desde tu punto de vista, quizás te animes pensando que tu amor podría sacar adelante un matrimonio de éxito.

Pero esto es sólo desde tu punto de vista. La otra persona también debe tomar el examen y sacar una buena calificación. El amor debe ser mutuo. No importa cuánto amas a la otra persona, el amor desequilibrado no funcionará. La otra persona debe amarte también.

Si tu calificación es entre 50 y 80, necesitas más tiempo para ver cómo se va a desarrollar la relación.

Si tu calificación es de menos de 50, estás encaprichado. Así que ten mucho cuidado de guardar tu corazón. Sobre todo, no te involucres sexualmente y no te apresures al matrimonio.

Nota: Sacar una calificación alta en el examen no significa automáticamente que estás preparado para el matrimonio. Quizá seas demasiado joven para casarte, a pesar de una buena calificación. Por otro lado, quizás tengas edad suficiente, pero no has conocido a la otra persona por suficiente tiempo. Como lo hemos dicho antes, debes conocer a la otra persona bien por lo menos dos años antes de considerar el matrimonio.

¡Si tienes duda…no te arriesgues!

Si tienes la más mínima duda en cuanto a una relación, es mejor aminorar el paso o incluso alejarse. Nunca es fácil separarte de alguien que amas, pero puede ser lo mejor que jamás te haya sucedido. La Señora Catherine Marshall relató la siguiente historia:

Recuerdo la agonía de una señorita atractiva llamada Sara que compartió conmigo sus dudas en cuanto a su compromiso matrimonial. Sara me dijo: "Amo a Jaime, y Jaime me ama. Pero el problema es que él toma. No es alcohólico ni nada de eso. Pero el alcohol es como un símbolo de muchas ideas que tiene. Eso me sigue mortificando—tanto así que me pregunto si Dios me está tratando de decir que deje a Jaime".

Al seguir hablando, Sara llegó a su propia conclusión. Ella perdería algo infinitamente precioso si no seguía la norma mejor y más alta que conocía. Tenía los ojos llenos de lágrimas al decir: "Voy a romper el compromiso. Si Dios desea que me case con Jaime, entonces él hará que las cosas cambien—en cuanto al alcohol y todo".

En ese mismo momento, de manera sencilla y conmovedora ella le dijo a Dios en oración su decisión. Dejó sus sueños rotos y su futuro desconocido en manos de Dios.

Las ideas y los ideales de Jaime no cambiaron, y Sara no se casó con él. Un año después Sara me escribió una carta llena de felicidad: "Hace un año sentía que casi me moría al romper mi relación con Jaime. Pero Dios sabía que él no era para mí. Recientemente conocí al hombre para mí y nos casaremos. Hoy realmente puedo testificar de la sabiduría y el gozo de confiar en Dios…." (4)

Toma tu tiempo

NO te involucres sexualmente mientras estás esperando

Recuerda que el tiempo es tu mejor amigo al decidir si el romance es amor verdadero o capricho. Así que toma tu tiempo—bastante tiempo—antes de tomar la decisión de comprometerte para toda la vida en el matrimonio.

Involucrarte sexualmente es hacer "trampa" en la prueba del tiempo. Hace que un capricho dure más tiempo de lo normal. Puede engañar a una pareja haciéndolos pensar que han encontrado el amor verdadero, cuando lo único que tienen es una relación sexual satisfactoria.

Quizás tú digas: "Bueno, pero si uno tiene una relación sexual satisfactoria, ¿por qué no casarse?" La razón es esta: Un matrimonio que tiene como base sólo la atracción sexual va camino directo al fracaso desde un principio. Esos matrimonios pocas veces duran más de unos cinco años.

De nuevo lo decimos: toma tiempo—bastante tiempo. La prueba del tiempo funcionará para ti al menos que hagas trampa al involucrarte sexualmente. Los que hacen trampa en la prueba del tiempo, algún día se darán cuenta que se engañaron a sí mismos.