Amor, Noviazgo y Matrimonio

Lección 5: Lo que cada joven necesita saber sobre…
                     El Noviazgo

Una de las cosas emocionantes en la adolescencia ¡es que los muchachos descubren a las muchachas! Aquella niña flaca que el muchacho fastidiaba repentinamente se ha convertido en un cuadro de hermosura femenina. ¡Y ahora él disfruta estar con ella!

El deseo de asociarse con alguien del sexo opuesto es tan natural como el sol que se levanta por las mañanas. Esto nos trae al tema del noviazgo.

¿Qué es el noviazgo? El noviazgo es una relación entre un muchacho y una muchacha, en la que cada uno se compromete a no salir con otra persona. Casi todos quieren tener alguien con quien hablar—con quien compartir sus alegrías y sus problemas.

Los novios pueden pasear de diferentes formas. Pueden pasear en grupos, con varias parejas. Pueden pasear con otra pareja. O pueden pasear solos.

Es preferible que al principio de un noviazgo, paseen en grupos. Salir con otros jóvenes a excursiones, fiestas, funciones de la escuela y reuniones de la iglesia son paseos ideales para los que inician un noviazgo. Es un ambiente más relajado y no tienen que llevar la responsabilidad para que la conversación no sea aburrida. Es natural después salir con otra pareja. Salir solos debe ser más adelante. Definitivamente no deben empezar el noviazgo paseando solos.

Los beneficios del noviazgo

El noviazgo te ayudará a desarrollarte socialmente.

Ser novios no sólo es agradable, sino que tiene beneficios reales:

El noviazgo te ayudará a desarrollarte socialmente. Estar con alguien del sexo opuesto al principio será incómodo, pero esto te ayudará a aprender cómo sentirte cómodo con alguien del sexo opuesto.

El noviazgo te ayudará a desarrollar tu personalidad.

El noviazgo te ayudará a desarrollar tu personalidad. Aprenderás cómo enfrentar situaciones difíciles y cómo crecer y madurar en tus relaciones con otros.

El noviazgo te ayudará a escoger a tu cónyuge. Casi todos los jóvenes desean casarse algún día. El noviazgo es una manera de conocer a tu posible compañero de matrimonio. Es invalorable porque te ayuda a decidir con qué clase de persona deseas casarte.

El Peligro del noviazgo

También hay peligro en el noviazgo.

También hay peligro en el noviazgo. El peligro es que tú hagas algo que pueda dañar seriamente tus posibilidades de felicidad futura y de tener un matrimonio de éxito. Es fácil que los jóvenes piensen: "Tengo toda mi vida por delante. Las decisiones que tome hoy no cambiarán nada".

¡Pero sí te afectarán! Tu noviazgo y las cosas que haces en el presente decidirán la calidad de tu vida y tu futuro matrimonio.

¿Quién puede ser tu novio o novia?

Cuando tú aceptas a alguien como tu novio o novia, en realidad estás aceptando a esa persona. Debes conocer algo de esa persona —su reputación y su trasfondo—antes de salir con él o ella.

Cada señorita y joven debe saber que es mejor quedarse en casa que salir con la persona equivocada.

Debes tener como novio o novia a una persona que cree las mismas cosas que tú crees. Hay mucho peligro al tener como novio a alguien cuyas creencias religiosas son muy diferentes a las tuyas.

¿Cuándo inicia un noviazgo?

Joven, cuando una señorita que te agrada aparentemente se interesa en ti, no debes suponer que ya es tu novia. Debes preguntarle si quiere ser tu novia. En la mayoría de los casos, también es recomendable pedir permiso a los padres de ella.

"¿Cómo invito a mi novia a salir conmigo?"

Joven, no debes suponer que porque tienes novia es seguro que ella querrá ir a donde tú quieras y a la hora que tú quieras. Por cortesía debes invitarla con anticipación, no a la última hora. Cuando le hables por teléfono, siempre dile quién está hablando. Habla con claridad y confianza.

Cuando le hables por teléfono, siempre dile quién está hablando.

Tu invitación debe ser cortés y específica. Por ejemplo, podrías decirle: "Hola Claudia. Habla Sergio. ¿Te gustaría acompañarme al juego de básquetbol el viernes por la noche?"

No le preguntes: "¿Qué planes tienes para el viernes?" Ella tiene el derecho de saber qué le propones antes de contestar. Siempre debes decirle qué clase de evento será para que ella sepa qué ropa vestir. También debes decirle la hora y el lugar para que ella avise a sus padres. Si surge algún cambio en tus planes, debes decirle a tu novia, para que ella avise a sus padres.

Si tu novia no desea salir contigo, acepta su respuesta con gentileza. No tienes derecho de insistir que ella te explique por qué no acepta tu invitación.

"¿Cómo acepto las invitaciones de mi novio?"

Señorita, debes responder a las invitaciones con cortesía.

Señorita, debes responder a las invitaciones con cortesía. Si quieres y puedes aceptar, debes decirle a tu novio que agradeces la invitación y que aceptas salir con él. Si no, simplemente le puedes decir algo así: "Lo lamento, pero no puedo ir. Gracias por invitarme". Si tienes un buen motivo, y deseas decirle por qué no puedes ir, está bien. Pero no debes mentir.

Señorita, tú no tienes que sentirte obligada a aceptar cada invitación de tu novio. Si no deseas salir a algún lugar, dile eso.

Pero una vez que aceptas una invitación, cumple.

Tus padres deben saber el propósito y el destino de tu paseo y la hora en que piensas regresar a casa.

Los buenos modales entre novios

Joven, cuando pases a casa de tu novia, debes acercarte a la casa y recogerla desde la puerta. ¡Nunca le toques la bocina desde tu auto, ni le silbes desde la esquina!

Joven, si los padres de tu novia están en casa, diles donde piensas llevar a su hija y pregunta a qué hora desean que ella esté de regreso. Señorita, si tus padres no te fijan una hora en que debes regresar a casa, fíjate una hora tú misma. Ningún joven tendrá en alta estima a una novia que él puede recoger y dejar a la hora que él quiere.

En un restaurante, el joven le debe preguntar a la novia lo que desea cenar, y él debe pedir para los dos.

A menos que haya un arreglo especial, el novio es el que debe pagar los gastos de los paseos. Cuando el novio esté pagando los boletos o la cena, la novia debe hacerse a un lado. Si la novia comparte los gastos, debe darle su parte del dinero de antemano y permitir que él pague todo.

En un restaurante, el joven le debe preguntar a la novia lo que desea cenar, y él debe pedir para los dos. Joven, debes ser franco en cuanto a tu presupuesto. Señorita, debes ser considerada del presupuesto de él.

Joven, si tus planes en cuanto a donde van a ir cambian, o si se les hace tarde, no se te olvide pedirle a tu novia que avise a sus padres, y tú también debes avisar a los tuyos. Esta es una acción responsable que agradecerán los padres.

Es responsabilidad del joven asegurarse que la novia llegue a su casa a la hora indicada. Pero no puede retirarse hasta que la novia le da las buenas noches y entra a su casa. Así que, señorita, tú tendrás que tomar la iniciativa de despedirte. Puedes hacerlo diciendo de manera agradable: "Disfruté la tarde. Muchas gracias por llevarme".

"¿Qué tal si no tengo novio/novia?"

No todos los jóvenes tienen novios. Incluso, sólo la mitad de los adolescentes tiene novio. Debes saber que no es el fin del mundo si tú formas parte de la mitad que no tiene.

Aprende a tocar un instrumento o desarrolla una habilidad

Concéntrate en ser amable, honesto y en interesarte en los demás. Asea tu cuerpo y tu mente. Si no eres muy inteligente, esfuérzate más. No siempre son los que tienen mucho talento los que salen ganando– son los que se esfuerzan más y nunca se dan por vencidos.

Intenta sobresalir en alguna cosa. Aprende a tocar un instrumento o desarrolla una habilidad que te ayude a tener más confianza en ti mismo. Sé generoso con palabras amables y sonríe con frecuencia.

No tienes que ser hermoso o hermosa físicamente para ser una persona hermosa. Los jóvenes expresan eso de manera maravillosa. Algunas veces dicen que cierta persona es hermosa, tenga o no un rostro hermoso. El punto es que la persona es agradable. Tiene cualidades internas que le hacen hermosa.

Esfuérzate por desarrollar tu personalidad y tus habilidades. Esfuérzate por ser la clase de persona que debes ser. Si es voluntad de Dios que te cases, la persona indicada llegará a tu vida algún día y te descubrirá a ti. Vale la pena esperar.

"¿Qué debo hacer cuando paseo con mi novio o novia?"

Uno de los motivos principales para el noviazgo es conocer mejor a tu novio o novia. Sin duda deseas saber cómo es alguien en realidad antes de comprometerte a pasar el resto de tu vida con ella.

No puedes conocer a alguien sólo al pasar horas y horas besándose y abrazándose. Quizás eso sea agradable, pero no les ayudará a conocerse mejor. Algunas personas han sido novios por varios años, paseando tres o cuatro veces por semana. Sin embargo, cuando se casan se dan cuenta que no se conocen el uno al otro en lo mínimo.

Sé creativo y busca otras cosas que hacer, como lavar y encerar el auto.

Evita este error conociendo bien a esa persona antes de tener un compromiso formal. No puedes conocer a alguien simplemente viendo películas o televisión juntos. Sé creativo y busca otras cosas que hacer, como lavar y encerar el auto. Quizás puedan hacer repostería. Aprendan juegos juntos. Hablen en serio en cuanto a sus prioridades. No conocerás mejor a la otra persona con conversaciones como la siguiente:

"Te amo".
"Yo también te amo".
"Creo que tienes ojos muy bonitos".
"A mí también me gustan tus ojos".

Cuando estés con tu novio o novia, evita hablar de ti mismo al menos que te haga preguntas directas. Por otro lado, siempre es buena idea preguntarle a tu novio o novia en cuanto a sus intereses personales. Será bueno si cada vez que paseen juntos, le digas por lo menos dos veces que estás disfrutando el paseo.

"¿Qué me dice de los besos en el noviazgo?"

"¿Qué me dice de los besos en el noviazgo?"

Para ti, ¿qué significa un beso? Algunas señoritas dicen que simplemente es una manera de decir: "Gracias". Pero, entonces, ¿por qué no decir simplemente: "Gracias"?

Señorita, si tú das un beso en el primer paseo con tu novio, ¿qué harás más adelante cuando establezcan una relación más especial?

"¿Qué me dice del noviazgo formal?"

Establecer un noviazgo formal—con compromiso matrimonial— no es buena idea si tienes menos de dieciocho años. Antes de esa edad, no has tratado a suficiente gente como para decidir que "esta persona es la única".

Tener un noviazgo formal tiene ventajas y desventajas. Una de las ventajas es que pueden sentirse seguros en su relación. No tienen que estar siempre preocupados de que el otro los deje por cualquier cosa.

Esto parece un arreglo cómodo, pero tiene unas desventajas peligrosas.

Otra desventaja es que al formalizar un noviazgo, los demás jóvenes los tratarán diferente, y tendrán menos oportunidad de conocer a otras personas.

Una de las desventajas es que se pueden sentir demasiado seguros el uno del otro. Pueden desarrollar costumbres de descuido. Después de todo, ¿por qué ser caballeroso, si la tienes segura?

Otra desventaja es que al formalizar un noviazgo, los demás jóvenes los tratarán diferente, y tendrán menos oportunidad de conocer a otras personas. Conocer a muchas personas diferentes es importante antes de escoger un cónyuge.

Pero el aspecto más peligroso de ser novios formales es que muchas veces conduce a tener relaciones sexuales. Muchos jóvenes que formalizan su noviazgo nunca tuvieron intenciones de tener relaciones sexuales, pero el contacto frecuente e íntimo el uno con el otro, produjo una confianza que los llevó al acto sexual.

Quizás tú digas: "Pero yo no soy esa clase de persona". Quizás no, pero eso les sucede a miles y miles de adolescentes cada año, y sí te puede suceder a ti también.

"¿Cómo termino un noviazgo?"

Después de ser novios por un tiempo, es posible que te des cuenta que tu pareja no es la persona indicada para ti y desees terminar la relación. Pero, ¿cómo puedes terminar sin lastimar mucho a la otra persona?

Cuando llegue el momento de terminar, no lo hagas por teléfono ni por carta. Asegúrate de decírselo personalmente.

Terminar un noviazgo siempre va a producir dolor, pero algunas cosas ayudarán a sanar las heridas. No optes por simplemente desaparecer de la vida de la otra persona sin una explicación. Cuando llegue el momento de terminar, no lo hagas por teléfono ni por carta. Asegúrate de decírselo personalmente.

Sé honesto, pero sé amable. Sé breve y no digas cosas que lastiman. Si en verdad no son el uno para el otro, algún día ambos se darán cuenta que terminar era lo mejor.

Después de terminar, no publiques los detalles con tus amigos. Ni siquiera hables del tema—¡y punto!

12 Reglas que te ayudarán a evitar problemas

Algunas de estas reglas son para jóvenes y señoritas. Otras son especialmente para las muchachas, y otras son especialmente para los muchachos. Empezaremos con las reglas que son para ambos:

Aprende a decir: "No"

• Aprende a decir: "No". La palabra más importante para cualquier adolescente es aprender a decir la pequeña palabra de dos letras: "No". Aprende a decir esta palabra firmemente y con decisión. Dile: "No" al grupo que está haciendo cosas malas. Dile: "No" al muchacho o a la muchacha con falta de moralidad que quiere arrastrarte a ti. Dile: "No" a tus propios deseos y lujuria.

• Fija tus normas antes de iniciar un noviazgo. Decide cumplir tus normas, aunque pierdas a tu novio o novia.

• Mantén "un toque de queda"—o sea, fija una hora para llegar a tu casa cada noche. Si tus padres no fijan una hora, fíjala tú mismo. Andar de paseo muy tarde por la noche no es otra cosa que buscarte problemas.

Nunca te sientes en un parque solitario ni estaciones tu auto "sólo para conversar".

• Nunca te sientes en un parque solitario ni estaciones tu auto "sólo para conversar". Es peligroso en más de una forma. El lugar más seguro para conversar con tu novia es en la sala de la casa de ella, siempre y cuando sus padres estén en casa.

• No se acaricien. Las caricias son como la marihuana—cada vez hace falta más. La muchacha que entrega cualquier parte de su cuerpo a cambio de un noviazgo sale perdiendo.

• No coquetees. Es un pecado prender los deseos sexuales de otra persona si no puedes satisfacerlos legítimamente.

• Cuida tu mente. Evita las revistas sucias y la música, las películas y los programas de televisión malos. Una mente limpia es invaluable, pero no puedes tener una mente limpia si la llenas de basura.

Especialmente para las señoritas

Especialmente para las señoritas

• Escoge con cuidado a tu novio. No salgas con un muchacho antes de presentárselo a tus padres. No salgas con un muchacho si tu padre o uno de tus hermanos lo desaprueba fuertemente. Los hombres conocen mejor a otros hombres. Lo mismo es cierto en cuanto a las mujeres, pues pueden percibir el carácter de otras mujeres más fácilmente que los hombres.

• Ten cuidado cómo te vistes. Quizás digas una cosa con tus labios y otra muy diferente con la manera en que te vistes.

• No camines deliberadamente a lugares de tentación. No entres en la casa de tu novio, ni lo dejes pasar a la tuya, sin que haya otra persona en casa. Muchos jóvenes creen que no es problema hacer eso, pero descubren, con tristeza y remordimiento, que estar solos produjo tentaciones que no pudieron resistir.

Especialmente para los jóvenes

Después de dos horas de fútbol o básquetbol o de correr 8 ó 9 kilómetros, no es probable que hagas cosas indebidas con tu novia por la noche

• Practica un deporte todos los días. Te sentirás mejor y será más fácil controlar tus deseos sexuales si practicas algún deporte todos los días. El ejercicio canalizará tu energía y aliviará las tensiones que algunas veces sientes. Después de dos horas de fútbol o básquetbol o de correr 8 ó 9 kilómetros, no es probable que hagas cosas indebidas con tu novia por la noche.

• Toma el liderazgo en asuntos espirituales. Dios requiere las mismas normas de pureza en los jóvenes que en las señoritas. Dios también espera que los hombres asuman el liderazgo en asuntos espirituales. ¿Por qué no empezar ahora durante el noviazgo?

Una norma excelente es esta: No hagas nada con tu novia que no quisieras que otro hiciera con tu futura esposa.


Califica bien en el Noviazgo

Señorita, califica bien con tu novio

De acuerdo a una entrevista, hay diez cualidades que a los jóvenes les interesan más en cuanto a su novia:

1. Que sepa conversar

2. Que sea atractiva

3. Que se comporte de manera femenina

4. Que sea ordenada

5. Que no sea muy exigente

6. Que sea puntual

7. Que tenga una personalidad agradable

8. Que sea amigable

9. Que tenga un buen sentido del humor

10. Que tenga una actitud madura (que no se ría de todo)

Todas estas características se pueden desarrollar. Una chica puede mejorar su habilidad para conversar; puede llegar a ser atractiva al ser limpia y pura, sin importar si es "hermosa" o no. Puede aprender a portarse como toda una dama, a ser ordenada, puntual, tener una buena personalidad, ser amigable y tener un buen sentido del humor.

Señorita, cuando estés con tu novio, hazlo sentir que te interesas en él. Míralo de frente cuando le hables. Escucha con cuidado cuando él te habla. Conversa de lo que le interesa a él. No hables de tus novios pasados y no digas chismes. Si pasean con otras personas, recuerda enfocarte en él. Relájate y compórtate de manera natural.

Joven, califica bien con tu novia

En la misma entrevista, las señoritas mencionaron diez cosas que les gustan más en su novio—en orden de importancia:

1. Que sea caballeroso y cortés

2. Que sepa conversar

3. Que tenga buen humor (limpio y sano)

4. Que sea puntual para iniciar los paseos y para terminarlos

5. Sincero—que aprecie a su novia por lo que ella es en el interior

6. Considerado

7. Divertido

8. Que tenga una personalidad agradable

9. Amable

10. Que sepa escoger lugares y compañeros sabiamente

Joven, mira bien esta lista. No se menciona nada de ser rico o guapo. Las cosas que las muchachas han enumerado como importantes para ellas se pueden desarrollar. Empieza ahora a adquirir estas características.

Las muchachas también mencionaron varias cosas que NO les gustan de sus novios, como las siguientes:

  • Los que insisten en las caricias íntimas
  • Los que son vanidosos
  • Los que proponen paseos a última hora
  • Los que no le dicen a la novia a dónde van a ir cuando salen.

Reimpreso con permiso, COMPASS Magazine, The Christian and Missionary Alliance, New York, N.Y.