Amor, Noviazgo y Matrimonio

Lección 3: Diez motivos por los que debes esperar
                     hasta el matrimonio

Como personas necesitamos desesperadamente ser amados por alguien que es importante para nosotros. Esto es especialmente cierto en los jóvenes. El simple hecho de saber que una persona del sexo opuesto piensa que tú eres atractivo o atractiva genera un sentimiento agradable en ti.

Cuando un muchacho y una muchacha se sienten atraídos el uno al otro y empiezan a pasar tiempo juntos, las emociones se acrecentan.

Cuando un muchacho y una muchacha se sienten atraídos el uno al otro y empiezan a pasar tiempo juntos, las emociones se acrecentan. Descubren lo agradable que se siente tocarse y acariciarse. Esto conmueve sus pasiones. Después de poco tiempo, se sienten atraídos hacia las relaciones sexuales y comienzan a pensar: "Si de verdad nos amamos, ¿Qué tiene de malo tener relaciones sexuales?"

Hay muchas razones por las que no debes tener relaciones sexuales antes del matrimonio. Pero todas las razones suman a una sola cosa: Lo que ganas al tener relaciones sexuales antes del matrimonio no compensa todo lo que pierdes.

¿Qué es lo que ganas? La excitación pasajera. Quizás placer momentáneo. Pero lo que pierdes al tener relaciones sexuales antes del matrimonio puede afectar toda tu vida. Veamos qué ganas y qué pierdes.

Lo que ganas al tener relaciones sexuales antes del matrimonio no compensa todo lo que pierdes

Razone 1. Las relaciones sexuales antes del matrimonio

arruinan tus oportunidades de conocer el amor verdadero.

Una chica comete un error trágico cuando intenta obtener el amor o aferrarse al amor al entregarse sexualmente. El amor verdadero puede llevar al compromiso, el matrimonio y las relaciones sexuales, pero las relaciones sexuales no conducen al amor verdadero.

Una chica de diecinueve años se había guardado pura durante todos sus años escolares y el primer año de la universidad. Tenía un novio que le gustaba mucho. La noche antes de las vacaciones de verano, ella cedió y tuvo relaciones sexuales con él. Pensaba: "¿Y por qué no? El me ama a mí y yo le amo a él".

¿Qué sucedió? Durante las vacaciones, él casi no le habló ni le escribió a su "amante". Cuando regresaron al siguiente ciclo escolar, él dejó caer una bomba. Le dijo: "Tú no eres la chica que esperaba que fueras". Esa última noche que pasamos juntos fue una pesadilla. Me hiciste sentir vergüenza. Después de eso, nunca me podría casar contigo. Siempre me quedaría con la duda de que hubieras hecho lo mismo con otros. "Esta ha sido la desilusión más grande de mi vida". (1)

Razone 2.	Las relaciones sexuales antes del matrimonio

impiden que llegues a conocer algún día lo mejor de Dios
para ti.

No puedes entregarte al 100% a tu cónyuge si has tenido relaciones sexuales con otros

Una de las ideas equivocadas referente a las relaciones sexuales es que son sólo una excitación física que debes disfrutar con quien quieras. Esto hace que las relaciones sexuales sean baratas y carezcan de significado, además no toma en cuenta ciertas verdades de cómo somos creados.

Las relaciones sexuales no son simplemente un acto físico. En las relaciones sexuales, tú y la otra persona se hacen una sola persona. Es una experiencia tan íntima que parte de ti permanece para siempre con la otra persona y una parte de esa persona permanece contigo. Cuando llegues a casarte, te darás cuenta que nunca podrás entregarte al 100% a tu cónyuge. ¿Por qué? Porque le has dado parte de ti mismo a otro. Tomar esto a la ligera, no sólo es insensato, sino que muestra una ignorancia total de cómo Dios nos ha hecho.

Razone 3.	Las relaciones sexuales antes del matrimonio

lastiman tu auto-estima.

La Biblia dice que los jóvenes deben aprender a dominar sus cuerpos con honor y no seguir los caminos de los inmorales. La pureza de un joven es su posesión de mucho valor. Desdichadamente, muchos no se dan cuenta hasta que es demasiado tarde.

Algunas veces una chica tiene muchos deseos de amor, y se equivoca, pensando que el deseo sexual del muchacho es el amor que ella busca, y cede. En muchas ocasiones, ese muchacho no la ama realmente ni la respeta como persona. El desea tener relaciones sexuales y ella está disponible, así que la utiliza para obtener lo que él quiere. Después de un tiempo, él se aburre de ella. Ella es como la ropa en la tienda de segunda mano—"Un poco usada, pero muy barata".

Ella ya no tiene a donde ir en busca de amor más que con otro muchacho que busca relaciones sexuales. Ella vale menos a sus propios ojos y a los ojos de los demás.

Razone 4.	Las relaciones sexuales antes del matrimonio

te pueden dejar toda una vida con un sentir de culpa.

Dios te ha dado una conciencia y tú tienes que vivir con ella. Una mujer de 42 años escribió:

Cuando yo era joven, caí en pecados que han manchado mi vida. Mis pecados secretos los cometí en mi adolescencia. He llorado y llorado con remordimiento...Ojalá Dios me diera paz y quitara la terrible culpa que tengo en mi vida

Tú puedes obtener unos momentos de "placer emocionante" al tener relaciones sexuales antes del matrimonio, pero ¿valdrá la pena?

Razone 5.	Las relaciones sexuales antes del matrimonio

pueden ser una gran desilusión.

¿Descubren los jóvenes que las relaciones sexuales son tan emocionantes y satisfactorias como pensaban que serían? La respuesta es ¡No!

En una encuesta sobre las relaciones sexuales prematrimoniales que se realizó en una clínica grande para madres solteras, la pregunta que se les hizo a las madres solteras fue: "¿Le pareció a usted la experiencia sexual agradable, le resultó una desilusión o le pareció desagradable?"

Cincuenta por ciento contestó: "Fue una desilusión", treinta por ciento dijo que fue "desagradable o asqueroso" y sólo veinte por ciento dijo que había sido "agradable".

Bajo las circunstancias correctas, las relaciones sexuales pueden ser una experiencia excitante y emocionante, como Dios lo planeó. Pero fuera del matrimonio es probable que sea una desilusión. Una muchacha embarazada de dieciséis años dijo (2):

Todo lo que lees en los libros acerca del amor es mentira.

Razone 6.	Las relaciones sexuales antes del matrimonio

son peligrosas.

Las enfermedades venéreas pueden causar infecciones serias, la ceguera e incluso la muerte

Tener relaciones sexuales antes del matrimonio puede exponerte a enfermedades venéreas. La muchacha "fácil", que no es de ninguna manera prostituta, puede ser fuente de cualquiera de esta clase de enfermedades. De la misma manera, los muchachos pueden ser "portadores". Las enfermedades venéreas pueden causar infecciones serias, la ceguera e incluso la muerte. Se pueden transmitir a los hijos con resultados desastrosos. Algunas de estas enfermedades no tienen cura.

Una muchacha que había tenido relaciones sexuales con sólo un novio pensaba que no corría peligro. Se sorprendió demasiado cuando el doctor le dijo que tenía una infección. Una investigación "venérea" mostró que el muchacho había tenido relaciones sexuales con sólo una chica más. Pero esa chica había tenido relaciones sexuales con cinco hombres, los cuales a su vez habían estado con diecinueve mujeres, algunas de ellas siendo prostitutas. La muchacha que pensaba que su relación había sido limitada a una sola persona, había tenido contacto—a través de él— con por lo menos noventa y dos personas. (3)

Razone 7.	Las relaciones sexuales antes del matrimonio

pueden arruinar tu vida.

Los jóvenes que experimentan las relaciones sexuales fuera del matrimonio se deben preguntar: "¿Qué haremos si esto resulta en un embarazo?"

Una persona que visitó un hogar para madres solteras dijo: "Nunca puede uno olvidar esa mirada de falta de esperanza en los rostros de las chicas que no saben qué les espera en el futuro—chicas que no saben si algún día conocerán el amor verdadero o tendrán un hogar feliz".

No son solamente las chicas "fáciles" las que se embarazan, sino también las chicas "buenas". El aborto podría parecer una solución fácil ante un embarazo no deseado, pero no lo es. Esa opción te puede dejar con un terrible sentimiento de culpa que te atormentará el resto de tu vida. La siguiente carta relata una historia familiar (4):

Después del aborto, me enfrenté al dolor emocional, derramé muchas lágrimas y me arrepentí totalmente por la decisión.

Debemos dejar en claro que nadie necesita pasar por la vida con una carga tan pesada de culpa. Jesucristo murió por nuestros pecados. Dios perdona a cualquiera que lo recibe como su Salvador.

Razone 8.	Las relaciones sexuales antes del matrimonio

pueden resultar en GRANDES problemas.

Algunas veces los muchachos dicen: "Si quedas embarazada, siempre nos podemos casar".

Quizá sea cierto, pero el matrimonio es un asunto bastante serio. Significa tomar una responsabilidad por la cual quizás no estés preparado. El matrimonio no es sólo romance a la luz de la luna y flores; ¡incluye la luz del día, los pañales sucios y la loza que se tiene que fregar! Considera esta carta (5):

Tengo 17 años y mi vida ya está arruinada.

Razone 9.	Las relaciones sexuales antes del matrimonio

pueden convencerte que te cases con la persona equivocada.

Si tienes relaciones sexuales con alguien antes de casarte, quizás pienses que has encontrado el amor verdadero, cuando en realidad sólo es la excitación de la atracción sexual. Te casas, y luego descubres que te casaste con la persona equivocada. Descubres demasiado tarde que no es amor verdadero, sino sólo atracción sexual.

Razone 10.	Las relaciones sexuales antes del matrimonio

pueden arruinar tu matrimonio.

Algunas personas creen que si logran llegar al altar, todo saldrá bien. Pero no es así. Un matrimonio feliz y de éxito no es fácil bajo las mejores circunstancias, pero cuando se empieza mal, casi es imposible lograrlo.

Las relaciones sexuales antes del matrimonio siembran semillas de dudas y desconfianza

Las relaciones sexuales antes del matrimonio reducen en gran manera tus posibilidades de tener un matrimonio feliz. Una razón es que los que juegan con las relaciones sexuales antes del matrimonio tienen la tendencia de hacerlo también después del matrimonio. Nunca se sienten satisfechos—siempre están buscando una nueva emoción.

Algunas veces las parejas se involucran en relaciones sexuales antes del matrimonio, y cuando se casan las cosas aparentemente marchan bien. Pero han sembrado semillas de duda y de desconfianza que rendirán fruto amargo más adelante.

Una pareja que había estado casada por 20 años fue a consejería con el doctor Henry Brandt, intentando evitar que su matrimonio se desintegrara.

El esposo dijo: "Mi esposa no confía en mí".

"Tú tampoco confías en mí", replicó la esposa. "Nunca hemos confiado el uno en el otro".

¿Por qué nunca se habían tenido confianza? Porque habían tenido relaciones sexuales antes del matrimonio. El resultado fue 20 años de sospechas y desconfianza que finalmente arruinaron su matrimonio.

Las relaciones sexuales antes del matrimonio son pecado.

Hemos considerado diez razones prácticas por las que debes evitar las relaciones sexuales antes del matrimonio. Pero hay una razón que es más importante que todas estas diez razones. Es esta: Son pecado porque Dios dice que son pecado.

Nada puede cambiar eso. Dios ha dicho de manera muy clara que las relaciones sexuales fuera del matrimonio son pecado. En la Biblia esto se llama fornicación, y es uno de los pecados que causan más daño.

La Biblia dice: "Huid de la fornicación...el que fornica, contra su propio cuerpo peca".
1 Corintios 6:18

Dios desea que sepamos que las relaciones sexuales dentro del matrimonio son santas y puras a Sus ojos y tienen Su bendición. Pero Dios juzgará a los que cometen fornicación y adulterio. La Biblia dice:

"Honroso sea en todos el matrimonio, y el lecho sin mancilla; pero a los fornicarios y a los adúlteros los juzgará Dios". Hebreos 13:4

La Biblia dice que las relaciones sexuales fuera del matrimonio y toda clase de relaciones sexuales anormales o pervertidas son pecado. Las personas suelen decir que los tiempos han cambiado. Es cierto que los tiempos han cambiado, pero Dios no ha cambiado, ni ha cambiado Su mente en cuanto a estas cosas. La Biblia dice:

"¿No sabéis que los injustos no heredarán el reino de Dios? No erréis; ni los fornicarios, ni los idólatras, ni los adúlteros, ni los afeminados, ni los que se echan con varones (los homosexuales)...heredarán el reino de Dios". 1 Corintios 6:9,10

Dios desea que tengamos lo mejor

Muchos jóvenes no comprenden por qué Dios nos dice que no ten-gamos relaciones sexuales antes del matrimonio. Algunos incluso piensan que Dios no desea que disfrutemos del sexo, pero eso no es verdad en absoluto.

La verdad es que Dios no nos dio mandamientos en cuanto a las relaciones sexuales para impedir que las disfrutáramos, sino para que sí pudiéramos disfrutar las relaciones sexuales al máximo por el período de tiempo más largo posible.

Satanás te ofrece la emoción de brincarte de las vías, pero así terminarás en el lodo

Para ilustrar lo que quiero decir, pensemos en los trenes. Algunos de los trenes más rápidos del mundo están en Japón. ¡Unos de esos trenes normalmente viajan a velocidades de más de 200 kilómetros por hora y en ocasiones alcanzan 250 kilómetros por hora!

¿Cómo pueden esos trenes lograr velocidades tan altas? La razón es que corren sobre vías que son excelentemente diseñadas y construidas con precisión. Las vías permiten que esos trenes corran a su velocidad máxima.

Supongamos que uno de esos trenes dijera: "Estoy aburrido de andar siempre sobre las mismas vías. Me restringen demasiado. Quiero ser libre para ir a donde yo quiero ir y hacer lo que yo quiero hacer". Así que el tren se sale de la vía y se va por el campo.

En verdad está libre ahora—ya no está limitado por las vías. Bueno, sí está libre, pero ya no puede correr a 200 kilómetros por hora. Incluso, ya no corre. Más bien, está atorado en el lodo. Y allí se quedará hasta que algo más poderoso que él lo levante, lo limpie y lo vuelva a colocar sobre las vías. (6)

Es igual con las relaciones sexuales. Dios ha puesto las "vías"—no para impedir que disfrutes las relaciones sexuales, sino para que puedas disfrutarlas al máximo por el período de tiempo más largo posible. Satanás te ofrece la emoción de "salirte de la vía", pero terminarás en el lodo.

Es posible que alguien que está leyendo esta lección diga: "Pero yo ya me salí de las vías. ¿Hay esperanza para mí?"

¡Sí, hay esperanza para ti! Jesucristo puede levantarte del lodo de tus pecados y fracasos, limpiarte y volverte a poner sobre las vías.

Jesús perdonó a la mujer por sus pecados y le dijo: “Ve, y no peques más”

En una ocasión, algunos líderes religiosos llevaron ante Jesús a una mujer culpable de adulterio. Arrojaron a esta mujer ante los pies de Jesús y dijeron: "Maestro, esta mujer fue atrapada en adulterio, en el mismo acto. La ley de Moisés mandaba que una mujer de esta clase fuera apedreada (muerta a pedradas). Pero, ¿Tú que nos dices?"

A esos hombres no les interesaba la mujer. Simplemente la estaban utilizando como medio para meter a Jesús en problemas. Si Jesús hubiera dicho: "No la apedreen", se hubiera estado oponiendo a la ley de Moisés. Pero si hubiera dicho: "Apedréenla", hubiera tenido problemas con el gobierno romano.

Jesús no les contestó de inmediato. Se agachó y empezó a escribir en la arena. Cuando los hombres siguieron insistiendo que Jesús tomara una decisión, El se paró y dijo: "El que esté sin pecado, que arroje la primera piedra".

Los que le escucharon se sintieron convencidos de su pecado por sus conciencias y uno por uno se fueron. Jesús perdonó a la mujer por sus pecados y le dijo: "Ve, y no peques más" (Juan 8:3-11).

Jesús desea perdonarte a ti y limpiarte ante los ojos de Dios. El derramó Su preciosa sangre en la cruz para que tú pudieras ser perdonado por tus pecados. Su sangre te puede limpiar de todos tus pecados. La Biblia dice:
"...La sangre de Jesucristo su Hijo nos limpia de todo pecado". 1 Juan 1:7

No debes tener temor de venir ante Jesús. El perdonó a la mujer que fue sorprendida en el mismo acto del adulterio. El es el Amigo de los pecadores, y te invita a venir ante El. Jesús dijo:

"Al que a mí viene, no le echo fuera". Juan 6:37

"Si el Hijo os libertare, seréis verdaderamente libres".

A ti te corresponde venir ante El; a El le corresponde recibirte. El no sólo perdonará tus pecados, sino que puede librarte de cualquier pecado que te esté atando. Jesús dijo:

"Si el Hijo os libertare, seréis verdaderamente libres". Juan 8:36

Si esto es lo que deseas de verdad, busca un lugar donde puedas estar a solas con el Señor. Dile de tus pecados. Dile todo. El no te rechazará. Dale las gracias por morir en la cruz por tus pecados. Pídele que te limpie con Su preciosa sangre que fue derramada por ti.

Obtén una Biblia o un Nuevo Testamento y empieza a leer el Evangelio de Juan. Al leerlo, subraya las palabras "creer" y "creáis". Nota especialmente los siguientes versículos:

Juan 3:16-18
Juan 5:24
Juan 1:10-12
Juan 6:37
Juan 3:36
Juan 20:31